Decoración, Herramientas, Tips

Pinceles: ¿hay un ideal para pintar?

Pinceles

Para saber la respuesta, vas a tener que probarlo vos mismo. Ya sea que queramos pintar en superficies planas de forma tradicional, haciendo figuras geométricas o sombras;  la elección de pinceles o rodillos para cada instancia es fundamental para dar con los resultados que estás buscando.

Así es que, dependiendo de la superficie podemos elegir la herramienta perfecta para equilibrar entre funcionalidad, eficiencia de tiempos en cada etapa y detalles de acabado.

Enfocándonos en las paredes como superficie, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes datos clave:

Un clásico necesario son los rodillos. Pero, ¡cuidado! Porque hay distintos tipos y cada uno tiene su particularidad de aplicación:

Rodillos

En el top se encuentran los originales rodillos de lana natural, ideales para para pintar superficies que requieren un desafío mayor, como son las paredes rústicas o porosas; por eso se recomiendan mucho para exteriores. Aunque para las paredes lisas funcionan muy bien también, en ese caso si se busca un acabado homogéneo, el pelo debe ser más corto, en cambio para paredes irregulares como estucados o yeso, el más indicado es un rodillo de pelo largo.

Súper poder de los rodillos clásicos de lana sintética son más adecuados para lograr acabados brillantes o satinados, y también para aplicar productos de impermeabilización. Son los grandes elegidos para pintar techos, por su practicidad. 

Pinceles
Fuente: http://reformasbenlloch.es/

Asimismo, están los de espuma de poliéster,  muy útiles para pintar mamposterías y metal, con pinturas sintéticas y barnices, aunque si se carga excesivamente de pintura puede generar burbujas de aire. 

Mientras que, el Rodillo de microfibra generalmente se trata de una fibra corta que recubre el cilindro del rodillo y confiere un buen acabado en superficies lisas  con pinturas sintéticas y barnices. La capa delgada de material y la textura del cilindro logran un buen acabado con unas pocas pasadas.

También podés elegir rodillos texturadores que presentan irregularidades y se realizan con materiales especiales para dejar acabados texturados y aspectos visuales especiales en los trabajos de pintura.

Por su parte, las almohadillas reemplazan a los rodillos en la pintura de superficies extensas de diversas texturas. Se las utiliza generalmente con pinturas látex, ya que los disolventes de la limpieza podrían arruinarlas.

Brochas y pinceles redondos

En primer lugar una aclaración: para pinturas al agua como el látex o los acrílicos son mejores los pinceles de cerdas sintéticas; para barnices y esmaltes los pinceles de cerdas naturales funcionan mejor. 

Así, tendremos que escoger entre cerdas naturales y sintéticas, duras y blandas, largas y cortas. Por ejemplo, las cerdas cortas y duras dejan vetas en la superficie y son ideales para crear falsos acabados y texturas, mientras que las cerdas más blandas y largas dejan una un rastro más liso y suave, ideales para grandes superficies. 

Las brochas o pinceles redondos son ideales para pintar las esquinas de las paredes y otras superficies grandes con relieves y formas irregulares. Para el resto de la pared, podremos utilizar un rodillo o una almohadilla. 

Pinceles: brocha redonda
Fuente: cano-sa.com

Si quisiéramos pintar una superficie plana y grande con brocha, será conveniente elegir una bien ancha y de buen grosor. Así podrás obtener un acabado más liso y terso. Si la labor de pintura fuese específica, lisa y en una superficie no tan grande (como, por ejemplo, una puerta o un mueble), lo mejor será utilizar un pincel plano. En especial para lacas y barnices.

Y para grandes superficies los mejores pinceles son los cónicos de cerdas largas.

Sopletes

Por último, los sopletes nos serán de utilidad prácticamente en cualquier superficie, creando un acabado prolijo. Son los grandes elegidos para paredes de ladrillos y estucos, y también para persianas y superficies texturadas o de muchos componentes, pues logra introducir la pintura en cada recoveco hasta de 1 mm.

Recordá que no es necesario comprar pinceles, brochas y rodillos nuevos ante cada labor de pintura que emprendamos: sólo hay que aprender a limpiarlos y darles un efectivo guardado a estas herramientas para que nos duren por mucho tiempo.

Esperamos que te haya gustado esta nueva nota. Te invitamos a visitar nuestro blog para ver más ideas y tips para decorar tu hogar y aprender más del mundo de la pintura!

Notas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *