Decoración

Pantone presenta el color del 2019

Durante los últimos 20 años, el color del año de Pantone ™ ha influido en la moda, la decoración y las decisiones de compra, así como en el diseño de productos. El proceso hasta dar con el color del año requiere un análisis de tendencias llevado a cabo por los expertos en el Instituto de color Pantone ™ combinando las diferentes influencias y estilos de vida: la moda, las películas, los destinos de viajes más habituales o incluso las nuevas tecnologías. Clave en la decisión de este año.

Simbolizando nuestra necesidad innata de optimismo y nuestra contínua búsqueda de la alegría, este nutritivo color anaranjado que aparece en nuestro entorno natural representa la fusión de la vida moderna: “En respuesta a la embestida de la tecnología digital y las redes sociales que se incorporan cada vez más a la vida cotidiana, buscamos experiencias auténticas e inmersivas que permitan la conexión y la intimidad”, explica Pantone ™.

El Living Coral es un color vibrante y cálido que agrega energía a los espacios. Una buena forma de integrar este color en el hogar es mediante pequeñas piezas de decoración, como en almohadas o alfombras. Los más atrevidos apuestan por este color para pintar alguna de las paredes y dar un toque más radical a los espacios.

A continuación, te dejamos algunos consejos para integrar el color Living Coral en nuestros hogares:

  • Elementos decorativos: Aplicando pequeñas pinceladas de este color, a través de ilustraciones, mesas auxiliares u otras pequeñas piezas de mobiliario, daremos vida a nuestro hogar sin saturar demasiado.
  • Muebles: solo porque un color se pone de moda no significa que tengamos que integrarlo a la fuerza en nuestro hogar. Pero si el coral es uno de tus colores favoritos es un buen momento para encontrar muebles en esa tonalidad. Es una apuesta atrevida, pero bien integrado, es una manera de darle un toque elegante a la habitación.
  • Paredes de acento: pintar una o dos paredes del comedor, baño o del dormitorio en coral es una buena forma de potenciarlos. La clave está en mantener las otras paredes en un color más neutro para crear un contraste equilibrado.
  • Textiles: la forma más sencilla de integrar y jugar con un color tan intenso es mediante los textiles, como almohadones o mantas. Estos elementos aportan una pizca de color sin que suponga un gran esfuerzo para nuestro bolsillo. Además, si nos arrepentimos o nos termina cansando, son fáciles de remplazar por otros nuevos.