Sin categoría

Cómo incorporar colores en la decoración de tu hogar

Es verdad que el abuso de colores intensos puede cansar rápidamente, pero también es cierto que todo en tonalidades neutras puede percibirse muy aburrido y sin gracia. El secreto está en encontrar el equilibrio justo, utilizando los neutros como base, creando acentos coloridos en lugares especiales.

Agregar detalles simples, pueden reavivar la decoración de tu casa, dando vida a los ambientes, sin la necesidad de una renovación integral.

Veamos algunos ejemplos!

En la puerta de entrada

En las ventanas

En la escalera

Si tenés una casa de más de una planta, la escalera es un buen lugar para jugar con el color. Ya sea metálica o de mampostería, pintar la escalera es una excelente idea para renovar el ambiente.

En la alfombra

Las alfombras son objetos preciados en espacios que pretenden ser cálidos y confortables, además de crear sectores de manera sencilla. Además, pueden dar una buena nota de color en el living, el comedor o en un dormitorio amplio.

En sillas y otros muebles

Ya sea que renueves con pintura algunas sillas viejas, que cambies el tapizado de las que ya tenés, o que elijas unas nuevas de tu color favorito. Las sillas del comedor o los taburetes en el desayunador son objetos perfectos para cambiar el aspecto del entorno con un color distintivo.

En el sofá o los almohadones

Un sofá de color intenso puede ser la estrella del living. Y si lo coordinas de forma adecuada con las paredes, podés lucir un espacio único. En ambientes más chicos, o si no te animás a tanto, es suficiente con usar almohadones coloridos sobre el sofá de siempre.

En las cortinas

Cualquier ambiente puede renovarse sólo con usar turquesa, menta, ocre, púrpura y cualquier otro en el diseño de las cortinas. Los lugares habituales para usar cortinas de color suelen ser la cocina o un cuarto de niños, pero está muy bien para todos los espacios de la casa. Puedes combinar las cortinas con almohadones, con un pequeño mueble o con la alfombra.

En los muebles de la cocina

Siempre es buen momento de cambiar el aspecto el corazón del hogar, y los colores vivos son la mejor opción si deseás un lugar renovado y alegre. Podés cambiar solo las puertas o pintar los muebles, es simple renovar la cocina solo con pintura.

En el empapelado de una pared

El empapelado, o papel pintado, ya no es una alternativa fuera de moda y desagradable. Los diseños actuales son perfectos para renovar una pared y crear un toque distintivo a un ambiente. Generalmente los papeles tienen 2 o 3 tonos, y es importante que uno sea un color vivo y el otro el mismo de tus paredes. El diseño: el que más te guste y se adecue al estilo.

En el techo

Además de ser un excelente recurso decorativo, es una manera de crear un espacio novedoso y original.

Cielo raso rosa

En los muebles del jardín

En los cuadros

En la pintura de una pared

Y por último: el famoso recurso de destacar una pared de un color diferente. Y por qué no dos?… es posible pintar dos paredes enfrentadas o dos contiguas. Pero… la verdad que al pintar una sola pared lo que se pretende es resaltar un lugar en especial, creando un contraste con las demás. De ésta manera se atraen las miradas con mayor facilidad, generando una primera impresión agradable al ingreso.